READING

Zeitgeist bar, un bar para bikers en San Francisco

Zeitgeist bar, un bar para bikers en San Francisco

Zeitgeist bar

Zeitgeist Bar, recomendado por el irreverente conductor y chef Anthony Bourdain, lo incluimos en nuestra lista de cosas que hacer en San Francisco.

Sin embargo, nadie nos advirtió lo extraño que podría ser.

Para empezar llegamos a la calle Valencia -donde se supone que está ubicado- buscando un “beer garden” o jardín de cerveza. No obstante sólo veíamos casas y departamentos hasta que prestamos atención del otro lado de la avenida.

Un pequeño lugar con paredes rojas se asomaba en la esquina, pero de parque no tenía cara. Recorrimos la calle en la búsqueda de algún jardín, hasta que caímos en cuenta que a un costado del local había un tipo de terreno bardeado con madera. Logramos espiar por un hueco de la pared y nos percatamos que ese era el sitio donde se ubicaba el Zeitgeist Bar.

Nos acercamos a la puerta roja de la esquina, que tenía un esténcil viejo de una mezcla extraña entre el logo de Playboy y una calavera y de pronto nos recibió un hombre preguntando por nuestras identificaciones.

Tras identificarnos logramos entrar y el escenario cambió drásticamente, un bar muy pintoresco se asomaba frente a nuestros ojos. Debido a que era entre semana había muy poca gente, pero teníamos la actitud de quedarnos.

Música programada por la rockola y poca luz formaba parte del ambiente del lugar. Un pizarrón ofrecía las opciones de cerveza para elegir. Lo sorprendente fue su barra con por lo menos 20 alternativas de cerveza de barril; lager, stout, red ale y un largo etc. esperaban ser degustadas.

La mesera mal encarada resultó bastante amable y nos explicó qué bebidas podíamos ordenar en jarra y cuáles no. Salimos con dos tarros y nos dirigimos al famoso “jardín” que por cierto estaba casi vacío.

Entre el frío, la cerveza y la plática se pasó el tiempo hasta que nos dio hambre, un reto más, ordenar algo de comer. Entramos de nuevo al bar y buscamos dónde pedir comida. A un costado de la mesa de billar había una pequeña barra, ¡bingo!

Nos acercamos y un hombre alto se nos quedó viendo con extrañeza. Le solicitamos el menú y sólo movió su dedo señalando la pared del lado derecho donde habían unos papeles con la comida que tenían: hamburguesa, hamburguesa con queso, bratwurst, grilled cheese y papas.

Obligados por su “carisma”, ordenamos una hamburguesa y además de cobrarnos, sólo nos dijo que en 15 minutos estaba la orden. Lo curioso es que las personas que estaban jugando billar no dejaron de observarnos hasta que nos fuimos.

Ya con la hamburguesa en mano seguimos disfrutando de la cerveza y el desolado jardín. Sólo dos mesas de amigos estaban ocupadas y cada quien estaba en su asunto. Tras examinar el lugar y “googlear” un poco nos dimos cuenta que era un bar muy local muy popular entre los bikers de la zona. Lo local lo percibimos al momento de poner pie en él.

Una pared enorme con elefantes rosas decoraba el exterior del bar y hacia arriba varios departamentos que al parecer también formaban parte del lugar nos acompañaron el resto de la tarde.

Ya más cómodos y menos extrañados, decidimos cambiarnos de lugar dentro del establecimiento donde pudimos escuchar muchas, pero muchas canciones de punk. Tras algunas horas de plática pudimos apreciar por qué la popularidad del establecimiento. Buena cerveza, buena música, un jardín para cotorrear con los amigos, mesa de billar, un poco de comida por si te da hambre y lo más importante, cero poses.

Así que después de toda nuestra mini aventura, sin duda, regresaríamos a disfrutar de una cerveza de barril al ritmo de los Sex Pistols, The Clash y NOFX. Olvidaba mencionar que también está recomendado por la Guía Zagat, Yelp y Trip Advisor. Dirección: 199 Valencia St, San Francisco, CA 94103, Estados Unidos.

Comentarios


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
Gastrobites